Aprender a emprender

Emprender un negocio propio

¿Estás decidido o decidida a iniciar tu propia aventura empresarial? Primero que nada debes aprender a emprender.

Una gran cantidad de personas tienen el sueño de iniciar un negocio por cuenta propia. Transcurre el tiempo y ese sueño no se materializa. ¿Una de las principales razones? No saber por dónde comenzar. Necesitan aprender a emprender.

Reconocen la importancia de emprender un negocio y trabajar para sí mismos. Sin embargo, no saben cómo iniciar, qué hacer o tienen temor a dar el primer paso.

Al emprender un negocio, sobre todo si ya tienes compromisos profesionales y familiares, es muy importante evitar lo más posible lanzarte al agua sin saber nadar y, sobre todo, comprender lo implica iniciar tu propio emprendimiento.

Afortunadamente para todas las personas con espíritu emprendedor, hoy en día existen varias formas de aprender a emprender. Existen diferentes opciones para desarrollar las habilidades que se requieren para iniciar y triunfar en tu negocio. A continuación explicamos dos de nuestras preferidas.

Incubadoras de empresas

La primera opción para aprender a emprender tu propio negocio es acercarte a alguna incubadora de empresas de tu localidad (No confundir con una aceleradora de empresas).

Independientemente de en dónde te encuentres, es muy común que las áreas de desarrollo económico de los gobiernos municipales, estatales o federales, así como universidades o escuelas, tengan departamentos de incubadoras de empresas abiertas al público en general. En las incubadoras se ofrecen programas de capacitación empresarial muy económicos o, inclusive, gratuitos.

En ese tipo de programas te llevan de la mano para hacer realidad tu proyecto de emprendimiento.

Te enseñan desde metodologías para generar ideas de negocio, evaluación de esas ideas y elaboración de planes de negocio.

Lo anterior con el único objetivo de llevar a la realidad tu idea de negocio seleccionada. Así mismo, conocerás y compartirás con personas que, al igual que tú, buscan materializar alguna idea de negocio.

Los procesos de las diferentes incubadoras de empresas son muy similares. Ofrecen acompañarte durante cada etapa de incubación: idear el negocio, planear el negocio e implementar el negocio. El tiempo de incubación varía y puede ser desde semanas hasta meses.

Aprender a emprender
Modelo típico de incubación de empresas

Aprendiendo en la práctica

Tal vez tu eres de los que piensan que “para aprender a nadar es mejor lanzarse al agua”. Si eres de este tipo de personas, la idea de pasar varios meses en un proceso de incubación puede no ser la más apropiada. Sin embargo, seguramente prefieres lanzarte con el mínimo riesgo posible para no ahogarte en el intento. 

En este caso, una opción atractiva, viable y muy práctica para aprender a emprender es iniciar un negocio del tipo multinivel,tales como: Omnilife, Herbalife, Amway, Chemisette, Melaleuca, etc. Estas empresas también se les conoce como empresas MLM (Multi-Level-Marketing).

Aunque algunas personas consideran los negocios multinivel como un esquema fraudulento del tipo “pirámide” , es muy importante no confundir estos dos conceptos.

Las empresas multinivel serias y profesionales se encuentran reguladas por las autoridades, cuentan con una gran cantidad de clientes satisfechos y tienen años de estar en el mercado. Por otro lado, las empresas de esquema piramidal son ilegales en muchos países.

Una de las grandes ventajas que ofrecen las empresas multinivel es que se pueden considerar una escuela de emprendimiento.

Para el futuro emprendedor o emprendedora, el conocimiento que puede obtener de este tipo de empresas es invaluable.

Al inscribirte en este tipo de negocios  (normalmente con una inversión relativamente baja) tienes acceso a una gran cantidad de entrenamiento de negocios mediante seminarios, materiales, audios, cursos, etc. Así como a procesos de acompañamiento o coaching.

Dentro de la capacitación más importante que obtendrás será la relativa a la función de VENTAS. Esta función es la más importante en cualquier empresa y es un entrenamiento que dificilmente te enseñan en algún otro lugar.

¡Las habilidades y el conocimiento adquirido podrás después aplicarlo en tu propio negocio!

Adicionalmente, este tipo de negocio lo puedes realizar en tu tiempo libre, sin descuidar tus demás actividades profesionales y familiares.

Nota del autor:

Mencioné los ejemplos de empresas de multinivel que primero me vinieron a la mente. Realiza tu propia investigación para concluir cuál empresa, de las muchas que hay en el mercado, sería la más adecuada para ti. Asegúrate que sea una empresa regulada y, sobre todo, que no sea un esquema piramidal.

multinivel vs piramide

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
On Key

Artículos Relacionados